• contribuir al desarrollo social del país mejorando la calidad de vida y reduciendo la morbilidad, la mortalidad, la  incapacidad, el dolor y la angustia  evitables en la población usuaria en la medida en que  esté a nuestro alcance.
  • producir servicios de salud eficientes y efectivos que cumplan con las normas de calidad establecida de acuerdo con la reglamentación que se expida para tal propósito
  • garantizar mediante un manejo gerencial adecuado la rentabilidad social y financiera de la empresa
  • garantizar los mecanismos de participación ciudadana y comunitaria establecidos por la ley y el reglamento
  • promover la coordinación interinstitucional e intersectorial que permita un trabajo conjunto con fines de impacto social.